Historia

Más de 60 años de trayectoria resultan difíciles de pasar por alto.

Por el año 1942, en las famosas cinco esquinas de Villa Mitre y de la mano de Héctor y Heraclio Lezcano nacía la primera heladería artesanal de Bahía Blanca. Al comienzo era un pequeño anexo de un bar que con el paso del tiempo,  por el término de 27 años, se convertiría exclusivamente en heladería.

 

 

En 1969 fué trasladada a la tradicional esquina de Brown y Undiano, lo cual trajo consigo la modernización e incorporación de nueva maquinaria para la elaboración del helado.

Estos cambios lograron ubicar a Paris como la fábrica de helados artesanales más reconocida del sur argentino, proveyendo del mismo a una gran parte de revendedores, restaurantes y servicios de lunch en Bahía Blanca y la zona.

Luego llegó la incorporación de otros dos locales: en 1991, en la esquina de Alsina y Lamadrid, y luego, en 1996, en Alem y Casanova.

Tradicionales esquinas bahienses que dan vida a más de 60 años de historia, atendidas, siempre, por sus propios dueños, y lo más importante: con un producto único, natural y de mejora constante.